PINs de tarjetas bancarias entregados mediante SMS

12 junio 2016

Post Title

554133adcc129
En la actualidad, los recursos bancarios móviles robustos representan el estándar y las expectativas de los consumidores, centrados en la movilidad, la confianza y la inmediatez. El boom tecnológico resultó de una serie de servicios de acceso inmediato que generaron esa expectativa. Los bancos que siguen prosperando en el escenario móvil actual y en la fidelización de sus clientes, lo consiguen porque ofrecen informaciones financieras en tiempo real, y la única herramienta que combina ambos objetivos es el SMS. De hecho, estas instituciones están en una posición exclusiva para sacar el máximo de provecho a la atención de sus clientes.

Al tratar con las finanzas personales, el cliente está totalmente enfocado en atender las informaciones proporcionadas por el teléfono móvil en relación a sus cuentas bancarias. Este enfoque viene dado por los datos bancarios que son totalmente significativos para el cliente, y por la seguridad brindada por la institución financiera al estar sus datos bien protegidos. De esa manera, el desafío será combinar la integración, la seguridad y la agilidad.
Normalmente, los bancos imprimen PINs en sobres seguros que son enviados para los respectivos titulares de tarjeta por el correo al momento que la tarjeta es emitida por primera vez o el PIN es alterado. Eso aumenta el riesgo, costo y tiempo necesario para la entrega. Una entrega postal normal demora cerca de una semana, entonces, los bancos tienen una desventaja con relación a la cantidad de tiempo que demora para que el PIN llegue. Esas pérdidas son estimadas en un 2% de los gastos anuales esperados por cada tarjeta recién emitida. De hecho, se ha demostrado que el beneficio de costo promedio sobre el servicio de impresión y correo normal varía entre el 40 y el 60% por PIN emitido.
Con un proveedor especializado, como lo es Grupo Tecnophone, un proceso tan antiguo puede ser fácilmente sustituido por la entrega sencilla del PIN móvil mediante el SMS, el cual sería rápidamente entregado a los titulares de tarjetas, resolviendo la premisa fundamental de una experiencia centrada en el cliente.